Los Viajeros Lisboa 3 días: Una guía imperdible

Lisboa, la encantadora capital de Portugal, es un destino que no puedes dejar de visitar. Con su rica historia, sus calles empedradas y sus impresionantes vistas al río Tajo, esta ciudad ofrece una experiencia única a sus visitantes. Si tienes la suerte de tener tres días para explorar Lisboa, esta guía te llevará a través de los lugares más destacados y te ayudará a aprovechar al máximo tu tiempo en esta hermosa ciudad.

¿Qué ver obligatorio en Lisboa?

Si estás planeando visitar Lisboa, hay algunos lugares que son imprescindibles para conocer la esencia y la historia de la ciudad. Uno de ellos es el Castelo de São Jorge, una fortaleza situada en la colina más alta de Lisboa desde donde se puede disfrutar de unas vistas panorámicas espectaculares de la ciudad. Además, en el castillo se pueden explorar los antiguos muros, torres y jardines, así como visitar el museo que muestra la historia de Lisboa.

Otro lugar que no te puedes perder es el Elevador de Santa Justa, un ascensor de hierro forjado que conecta el barrio de Baixa con el barrio de Chiado. Este ascensor es una verdadera joya arquitectónica y ofrece una forma única de moverse por la ciudad, además de brindar unas vistas impresionantes desde la cima.

El Mosteiro dos Jerónimos y la Torre de Belém son otros dos lugares que debes visitar. El Monasterio de los Jerónimos es un impresionante ejemplo de la arquitectura manuelina y alberga la tumba de Vasco de Gama, mientras que la Torre de Belém es un símbolo de la época de los descubrimientos portugueses y ofrece una vista panorámica del río Tajo.

Si te gustan los acuarios, no puedes dejar de visitar el Oceanário de Lisboa. Este acuario es uno de los más grandes de Europa y alberga una amplia variedad de especies marinas. Es un lugar ideal para disfrutar en familia y aprender sobre la vida marina.

Además, Lisboa cuenta con varios museos de interés, como el Museo Nacional do Azulejo, que exhibe una impresionante colección de azulejos portugueses, y el Museo Nacional dos Coches, que alberga una impresionante colección de carruajes y coches de época.

¿Cómo conocer Lisboa en 3 días?

¿Cómo conocer Lisboa en 3 días?

Si tienes solo 3 días para explorar Lisboa, hay algunas cosas que no puedes perderte. Comienza tu visita en la Plaza del Comercio, que es una de las plazas más grandes de Europa y ofrece una vista impresionante del río Tajo. Desde allí, dirígete a la Catedral de Lisboa, también conocida como la Sé de Lisboa, que es una de las iglesias más antiguas de la ciudad.

No puedes dejar de visitar Alfama, el barrio más antiguo de Lisboa. Aquí encontrarás calles estrechas y empedradas, casas coloridas y una gran cantidad de bares y restaurantes tradicionales. No te pierdas el Castillo de San Jorge, que se encuentra en la cima de la colina y ofrece unas vistas panorámicas de la ciudad.

Otro lugar de interés es el Convento del Carmo y el Elevador de Santa Justa. El convento es un antiguo monasterio en ruinas que alberga un museo interesante, mientras que el elevador es una estructura de hierro que te llevará desde la Baixa hasta el barrio del Chiado.

En la Baixa, el corazón de Lisboa, encontrarás muchas tiendas, cafeterías y restaurantes. No te pierdas la Plaza Rossio y la Plaza del Comercio, que son dos de las plazas más importantes de la ciudad. Desde allí, puedes tomar un tranvía hasta la Torre de Belém, otro lugar emblemático de Lisboa. La torre, construida en el siglo XVI, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y ofrece unas vistas impresionantes del río Tajo.

Por último, visita el Monumento a los Descubrimientos, que conmemora los viajes de exploración de los portugueses. Aquí encontrarás una gran estatua de Infante Dom Henrique y podrás disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad desde la terraza del monumento.

¿Que no se puede dejar de visitar en Lisboa?

¿Que no se puede dejar de visitar en Lisboa?

Si tienes la oportunidad de visitar Lisboa, hay varios lugares que no puedes dejar de conocer. Uno de los imprescindibles es el Monasterio de los Jerónimos, una joya del estilo manuelino que refleja la grandeza del pasado marítimo de Portugal. También merece la pena visitar la Torre de Belém, una fortificación del siglo XVI que se encuentra junto al río Tajo y que ofrece unas vistas panorámicas espectaculares.

Otro lugar imperdible es el mirador de Portas do Sol, desde donde se puede contemplar una de las mejores vistas de la ciudad. La Catedral de Lisboa, también conocida como la Sé, es otro punto de interés que destaca por su arquitectura gótica y su historia. Además, el Castillo de San Jorge, situado en lo alto de una colina, ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad y alberga un interesante museo.

El barrio de Alfama es otro lugar que no puedes dejar de visitar. Con sus estrechas calles empedradas y sus casas coloridas, es uno de los rincones más auténticos de Lisboa. Otro punto de interés es el Convento do Carmo, un antiguo convento en ruinas que alberga un interesante museo arqueológico.

Para los amantes de la fotografía, la Rua da Bica es un lugar ideal. Esta calle empinada y llena de coloridos edificios es una de las más fotografiadas de la ciudad. El barrio de Chiado, por su parte, es conocido por sus tiendas de diseño y sus cafeterías con encanto. Por último, la Plaza del Comercio, situada junto al río, es uno de los lugares más emblemáticos de Lisboa y un punto de encuentro para locales y turistas.

¿Cuántos días se recomienda para visitar Lisboa?

¿Cuántos días se recomienda para visitar Lisboa?

Tres días es la duración recomendada para visitar Lisboa y explorarla a fondo. En este tiempo, tendrás la oportunidad de descubrir todas las principales atracciones turísticas que la ciudad tiene para ofrecer. Podrás recorrer los barrios históricos como Alfama y Baixa, visitar los impresionantes monumentos como el Castillo de San Jorge y el Monasterio de los Jerónimos, y disfrutar de las vistas panorámicas desde el Mirador de Santa Lucía y el Mirador de San Pedro de Alcántara.

Además de las atracciones turísticas, también podrás sumergirte en la animada vida nocturna de Lisboa. La ciudad cuenta con una gran variedad de bares, discotecas y restaurantes donde podrás disfrutar de música en vivo, probar deliciosos platos de la gastronomía portuguesa y socializar con los lugareños. También podrás aprovechar para hacer algunas compras en las tiendas de moda y artesanía de la ciudad.