Irse a vivir a las Islas Canarias

Vivir en las Islas Canarias es un sueño para muchos, atraídos por el fantástico clima, las muchas oportunidades de salir al aire libre y el bajo coste de la vida.

Vivir en las Islas Canarias es un sueño para mucha gente: mar cristalino, un clima fantástico todo el año, sol infinito y precios bajos.

No hace falta mucho más para disfrutar de la vida, así que aquí tienes una sencilla guía para dar el paso y empezar una nueva vida en este magnífico archipiélago.

Trasladarse a Canarias

Debido a que forman parte de la Unión Europea como parte política de España, trasladarse a Canarias es fácil: Los ciudadanos italianos tienen derecho a vivir y trabajar, y conseguir un permiso de residencia es fácil.

También es posible contar con un gestor, es decir, un intermediario o una agencia de prácticas que se encarga de la burocracia interna para proporcionarle todos los documentos necesarios en el menor tiempo posible.

Por último, una vez allí, no basta con hablar italiano o inglés, hay que hacer un esfuerzo y aprender español: los lugareños te lo agradecerán mucho. En las instituciones municipales se suelen ofrecer clases de español en grupo a precios razonables; en las islas, por supuesto, no faltan los profesores privados y las escuelas de idiomas.

Comprar una casa en Canarias

Las personas que buscan una casa en Canarias lo hacen generalmente por tres motivos: para vivir allí, para pasar sus vacaciones o como inversión.

En cualquier caso, los costes de la propiedad en Canarias son muy bajos en comparación con los de Italia. El precio medio de las casas en Las Palmas de Gran Canaria es de unos 240.000 euros, mientras que en Santa Cruz de Tenerife es de algo menos de 200.000. Y estas son las dos ciudades más importantes del archipiélago. Encontrar la casa de sus sueños en un pueblo o una ciudad frente al mar es, por tanto, aún más barato: con un poco de búsqueda puede encontrar apartamentos o casas unifamiliares con piscina, privada o compartida, a precios irrisorios.

Una vez elegida la vivienda, será necesario que la agencia inmobiliaria elabore un documento: la Nota Simple, que se presentará al ayuntamiento: una especie de resumen en el que se recoge la situación de las hipotecas restantes, de las hipotecas sobre el inmueble o de las deudas.

Después será necesario ir junto con el vendedor al notario, para firmar los papeles necesarios para la compra. Si el vendedor es un no residente, se pagará el 3% del precio de compra a la oficina de impuestos local.

Vivir en Canarias: pros y contras

Son muchos los aspectos positivos de vivir en Canarias, en primer lugar el bajísimo coste de la vida: con lo que cuesta un apartamento en una gran ciudad italiana puedes comprar un chalet en la playa.

No subestime el contacto con la naturaleza: los amantes del aire libre en Canarias estarán en el paraíso. El deporte también desempeña un papel importante en el día a día: entre baños en el mar, excursiones en barco, rutas de senderismo y paseos por la montaña, siempre se sentirá de vacaciones, gracias al fantástico clima y al sol que brilla todo el año.

Hay, por supuesto, desventajas, como las hay en todos los aspectos de la vida. El famoso «síndrome de mañana», o síndrome del mañana, está más vivo que nunca en Canarias: significa que los lugareños tienden a posponer las cosas indefinidamente, sabiendo que pueden hacerlas «incluso mañana».

Por eso el tiempo parece dilatarse en Canarias: esperas en restaurantes a las que no estamos acostumbrados, citas que se incumplen con una frecuencia impensable. Hay que tener mucha paciencia, pero al final, como en todas las cosas, hay que adaptarse.

También hay que tener en cuenta la ineficacia del transporte público: los autobuses no son tan fiables ni frecuentes como deberían, por lo que quizá sea más prudente confiar en un coche privado, comprándolo, transportándolo desde Italia o alquilándolo a largo plazo.

Trabajar en Canarias

Es posible encontrar trabajo en muchos sectores de la industria turística para quienes tienen una cualificación: cocinero, sumiller, recepcionista, guía turístico, monitor de surf, son empleos que van viento en popa.

Pero muchos jóvenes y mayores que vienen a vivir a Canarias llegan a fin de mes encontrando trabajos temporales en bares, restaurantes o vendiendo crema solar cerca de las playas o piscinas de los hoteles.

En promedio, sin embargo, fuera del sector turístico, es difícil encontrar un buen trabajo en Canarias: a pesar de todo, es España, y España es uno de los países más afectados por la crisis. En cambio, para los puestos de trabajo cualificados de oficina es necesario dominar el español, y la competencia, como puedes imaginar, es realmente alta.

Cuánto cuesta vivir en Canarias

Los ingresos en Canarias son más bajos que en Italia, pero la buena noticia es que el coste de la vida también es muy bajo, y a menos que elijas vivir en la montaña, nunca necesitarás calefacción y siempre podrás secar tu ropa al aire libre sin necesidad de secadora, ahorrando cantidades inimaginables en tus facturas de energía.

Según Numbeo, una conocida web que resume los costes de vida en varios lugares del mundo, la vida en Canarias es un 42% más barata que en Milán: suponiendo que se alquila en ambos lugares, se necesitan unos 2250 euros al mes en Canarias para mantener el mismo nivel de vida que se puede tener con 3900 euros en Milán.

Sin olvidar que, una vez más, gracias al régimen fiscal especial de Canarias, los artículos de lujo, los perfumes, los cosméticos, las cámaras fotográficas y las joyas son mucho más baratos que en la Europa continental, hasta el punto de que mucha gente viene a las islas específicamente para comprar estas cosas. Para los fumadores, los cigarrillos y puros son increíblemente baratos: se puede comprar un cartón de cigarrillos locales por menos de 10 euros.

Qué isla elegir

Dado que las 7 islas del archipiélago canario tienen sus pros y sus contras, quienes deciden mudarse suelen hacerlo con la intención de iniciar una nueva vida, por lo que uno de los principales aspectos a tener en cuenta es el trabajo.

Irse a Canarias con la idea de encontrar un trabajo una vez llegados al destino es un error, porque sin conocimientos específicos acabarías trabajando en bares o como camareros. Es mejor empezar a buscar trabajo en Internet cuando aún se está en Italia, pero en cualquier caso no es aconsejable elegir La Palma, La Gomera y El Hierro, porque son realmente pequeñas y poco pobladas, y las oportunidades de trabajo son muy escasas.

Gran Canaria y Tenerife son sin duda las islas más desarrolladas, grandes y pobladas, y las dos capitales, Las Palmas y Santa Cruz, son verdaderas ciudades, por lo que con un poco de buena voluntad y algunas habilidades será posible encontrar un trabajo.

Quienes, por el contrario, prefieran un trabajo vinculado al turismo no tendrán que apuntar a estas dos ciudades, sino que podrán elegir prácticamente cada kilómetro de costa.

También son interesantes Lanzarote y Fuerteventura, que en verano son tomadas por los turistas de toda Europa. En este caso, los que opten por un trabajo relacionado con el turismo tendrán mucho donde elegir, pero los que busquen un trabajo de oficina o una forma de ejercer un oficio o una profesión pueden tener dificultades porque, aparte de los turistas, estas islas están en cualquier caso escasamente pobladas.

Disfrutar de la jubilación en Canarias

Miles de europeos y cada vez más italianos deciden pasar su jubilación en Canarias. La combinación de un clima fantástico y un bajo coste de la vida atrae continuamente a personas mayores del continente.

En su mayoría británicos, alemanes y escandinavos, que prefieren pasar los meses fríos del año al sol debido a la dureza de sus inviernos, pero en los últimos años ha aumentado de forma espectacular el número de jubilados italianos que, debido al coste de la vida mucho más bajo y a la excelente calidad de vida, eligen Canarias como destino para pasar su vejez.

Sin embargo, es esencial conocer el sistema fiscal español, así como las normas sobre los planes de pensiones en el extranjero, para disfrutar al máximo de los beneficios de su jubilación: un asesor financiero experimentado podrá aconsejarle sobre la mejor manera de proteger su pensión de los impuestos innecesarios del gobierno italiano.