Puerto de la Cruz

El Puerto de la Cruz es uno de los pueblos más bonitos de Tenerife. Situado en el norte, hay playas negras y una fantástica piscina artificial.

Puerto de la Cruz está situado en la costa norte de Tenerife. Es una ciudad muy popular entre los turistas, y se distingue por albergar muchos grandes hoteles, algo extraño en las Islas Canarias, donde la mayoría de los alojamientos son apartamentos o pequeñas casas de huéspedes.

Fue fundado originalmente como un pueblo de pescadores, y más tarde se convirtió en el puerto para la cercana ciudad de La Orotava. En el siglo XVII se convirtió en el puerto más importante de la costa norte de Tenerife, utilizado para exportar caña de azúcar y vino del cercano Valle de La Orotava.

Con el paso del tiempo, la ciudad adquirió una identidad separada de La Orotava, y finalmente obtuvo la plena autonomía municipal en 1808. A finales del siglo XIX, las élites británicas comenzaron a visitar el Puerto de la Cruz, alojándose en muchos de los antiguos castillos españoles convertidos en hoteles de lujo. A partir de la Segunda Guerra Mundial, el turismo de masas llegó a Puerto Cruz, y desde entonces ha sido el ingreso más importante de la economía de la ciudad.

  • Lago Martianez
  • Parques
  • Museos y Monumentos
  • Hoteles Hoteles recomendados en Puerto de la Cruz

Qué ver en Puerto de la Cruz

No puedes visitar Puerto de la Cruz sin ver el Lago Martianez, un hermoso complejo de piscinas de agua cristalina diseñado por el famoso arquitecto lanzaroteño César Manrique.

La zona del puerto viejo es muy animada y tiene tiendas sorprendentemente interesantes escondidas entre muchos bares y bistrós. Es muy agradable sentarse a tomar un café y ver los barcos en el puerto. Todavía se puede ver a los pescadores trabajando, recogiendo las redes y colocando el pescado en las escaleras del puerto. Es un lugar ideal para pasear.

A medio kilómetro al oeste del puerto se encuentran las hermosas playas naturales de la ciudad. La arena es bastante gruesa y negra, y el surf es el deporte ideal para practicar en estas aguas. Las playas están vigiladas por socorristas y equipadas con tumbonas, duchas, aseos y bares.

Lago Martianez

El lago Martianez fue inaugurado el 30 de abril de 1977. Es un complejo de piscinas de agua de mar con un museo al aire libre. El parque fue desarrollado por el artista lanzaroteño César Manrique.

Nada en esta piscina es el resultado del destino. Todas las piedras que se pueden ver no fueron colocadas al azar, sino que se consideran ornamentos arquitectónicos y proceden de diferentes partes de la isla.

Dentro del perímetro del Lago de Martiánez hay varias piscinas y atracciones, entre las que destacan el Monumento al Mar o a las Olas, que representa olas sólidas y estáticas de hormigón y el Géiser, diseñado por César Manrique con la idea de ser una escultura acuática. También puede ver Las Raíces Al Cielo, en las que se han «plantado» algunos eucaliptos al revés para mostrar a los visitantes partes de los árboles que a menudo se ignoran.

Parques

Hay varios parques para visitar en el Puerto de la Cruz, de los cuales los más importantes son sin duda los siguientes:

  • Loro Parque: se trata de un enorme zoológico que alberga animales como loros, pingüinos, delfines, ballenas, leones marinos y mucho más, una sorpresa tras otra para pasar un día descubriendo la flora y la fauna tropical.
  • Jardín Botánico: Fundado en 1788 para cultivar especímenes de plantas traídas del Nuevo Mundo. El jardín botánico cuenta con una amplia selección de árboles y arbustos tropicales.
  • Liter Sitio Gardens: Se trata de un precioso jardín de estilo inglés en un palacio del siglo XVIII. Presenta una gran colección de orquídeas con árboles bonsái y un ejemplar de drago. También hay una agradable cafetería con terraza.
  • Parque acuático de Risco Bello: Este precioso jardín tiene varios estanques con abundante avifauna. La pequeña cafetería de la casa histórica es un lugar tranquilo para disfrutar de una bebida y un aperitivo.

Loro Parque

Loro Parque es un parque zoológico de 13,5 hectáreas situado en las afueras de Puerto de la Cruz y al que se puede acceder con un tren gratuito desde el centro. Es el hogar de una gran variedad de animales y plantas, y fue concebido como un paraíso para los loros. Se ha desarrollado a lo largo de los años hasta convertirse en una de las mayores atracciones de las Islas Canarias, con más de 40 millones de visitantes.

Cuando se inauguró en 1972, el parque tenía 1,3 hectáreas y contaba con 150 loros. Hoy en día su superficie se ha multiplicado por diez y alberga alrededor de 4.000 loros, la mayor colección del mundo, lo que convierte al parque en una de las principales referencias en el estudio y la conservación de los loros a nivel mundial.

Además, Loro Parque cuenta con el túnel de tiburones más largo de Europa, el mayor poblado tailandés fuera de Tailandia y ocupa el segundo lugar en Europa por el número de orcas.

Además de los delfines y los pingüinos, las criaturas que se exhiben en el parque incluyen chimpancés y gorilas, leones marinos de California, nutrias orientales, jaguares, tigres, iguanas, caimanes y más. En cuanto a las aves, el parque alberga loros, cisnes negros, faisanes dorados, cucaburras, flamencos y pelícanos.

La Fundación Loro Parque se creó en 1994 para poner de manifiesto la necesidad de conservar la naturaleza y el medio ambiente. La fundación es especialmente activa en la conservación de las especies de loros más amenazadas, tanto mediante la cría en cautividad como en la naturaleza.

Más información sobre el Loro Parque

Museos y monumentos

El museo más importante de Puerto de la Cruz es, sin duda, el Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdahl: ubicado en la antigua Real Aduana, fue fundado en 1953 como el primer museo de arte contemporáneo de España, y expone una colección de obras modernas de artistas canarios. También es interesante el Museo Arqueológico, que alberga una gran colección de artefactos indígenas, con especial atención a la cerámica.

Interesante visita a la Batería de Santa Bárbara, antigua fortificación defensiva construida a mediados del siglo XVIII para proteger la ciudad de los piratas, y al Castillo de San Felipe, pequeña fortaleza defensiva construida con el mismo fin a principios del siglo XVII. Tras ser completamente renovado a finales del siglo XX, ahora se utiliza como sede de conciertos y exposiciones de arte.

En cuanto a la arquitectura religiosa, en el Puerto de la Cruz se puede admirar la Iglesia de San Francisco, el edificio más antiguo de la ciudad, construido entre 1599 y 1608 y unido a un monasterio franciscano no muy lejano. Muy bonita es también la Capilla de San Telmo, construida en 1780 y dedicada al patrón de los marineros. Tras ser parcialmente destruida por una inundación en 1826, fue reconstruida y restaurada por completo. Destaca el marco de madera tallada de estilo mudéjar.

Las playas

El Puerto de la Cruz tiene una hermosa costa en la que hay numerosas playas. Se caracterizan por la arena negra volcánica y las olas del mar que crean condiciones ideales para el surf. La playa más popular es sin duda la Playa Jardín, diseñada por César Manrique. Se pueden admirar palmeras y largas extensiones de arena rodeadas de coloridos jardines botánicos.

Su nombre, Playa Jardín, simboliza el rico y vibrante entorno de flores y vida vegetal que encierra la playa. Además, el Puerto de la Cruz también alberga:

  • Playa del Castillo: playa rocosa caracterizada por un oleaje muy alto. Adecuado para el surf.
  • Playa de Punta Brava: situada frente al Loro Parque. La playa es de arena fina traída de otras partes de la isla.
  • Playa de Charcòn: es la playa más popular de Puerto de la Cruz. La playa se caracteriza por el color oscuro de la arena gruesa.