La Palma

La Palma es una isla de las Islas Canarias no demasiado conocida por el turismo de masas. Pero se equivoca: está literalmente lleno de cosas que ver y tiene una naturaleza increíble.

La Palma es la isla más septentrional de Canarias y pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Tiene más de 708 kilómetros cuadrados y una población de más de 85.000 habitantes. Distribuida en 14 municipios, ofrece una gran variedad de paisajes y climas. Hermosa, árida, salvaje, sorprendente, maravillosa… son sólo algunos de los adjetivos con los que naturalmente se describe esta isla.

Cuándo ir a La Palma

Desde la costa hasta los 2000 metros de altitud, Las temperaturas en La Palma no varían significativamente a lo largo del año: se mantienen en una media de 20° C, lo que significa un clima fantástico tanto en invierno como en verano.

Aunque se promociona como destino turístico de verano por su belleza natural, hay que recordar que el sol brilla en La Palma casi todo el año. Por eso no es mala idea, para huir del frío de Italia, visitar la isla en invierno, cuando la vegetación está en su máximo esplendor.

Qué ver en La Palma

Si hay un elemento que domina la isla, es sin duda el paisaje. Un paisaje formado por volcanes que ofrece lugares naturales de interés mundial. Además de la naturaleza, hay lugares históricos que el pasado colonial de la isla ha traído a la actualidad. En su recorrido por La Palma podrá combinar cultura y naturaleza en una mezcla perfecta.

Roque de los Muchachos

El Roque de los Muchachos es el punto más alto de La Palma, y es uno de los mejores lugares del mundo para la observación de las estrellas, ya que el cielo prácticamente no se cubre de nubes, hasta el punto de que aquí se ha construido uno de los mayores telescopios del mundo.

Esta zona, declarada Parque Nacional, es una visita obligada para quien vaya a La Palma. Sin embargo, para los que sufren de vértigo, es mejor prepararse con antelación, pero el espectáculo visual compensará con creces el esfuerzo. En un día despejado, no olvides fotografiar a Tenerife, La Gomera y El Hierro que se vislumbran en el horizonte.

Santa Cruz de La Palma

Situada en el este de la isla, la capital de La Palma es una ciudad con un pasado ilustre. Fundada el 3 de mayo de 1493 por Alonso Fernández de Lugo, fue un importante puerto en la ruta entre Europa y las colonias de América. Hoy en día es un lugar de interés histórico y artístico, sus iglesias albergan una notable colección de arte religioso flamenco.

Admira sus calles empedradas, los antiguos vestigios flamencos, el Museo Insular y los teatros. El notable patrimonio arquitectónico de la ciudad también se puede admirar en sus numerosas casas coloniales.

Más información sobre Santa Cruz de la Palma

Caldera de Taburiente

Las fotos no pueden hacer justicia a la espectacularidad de esta maravilla de ocho kilómetros que alcanza profundidades de hasta un kilómetro y medio, cubierta por densos bosques y atravesada por profundos barrancos.

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, situado en el centro de la isla de La Palma, es el principal atractivo de la isla y ha sido declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Consejo: para descubrir los secretos de Taburiente hay que entrar en el parque por uno de los senderos señalizados.

Playas de La Palma

Lo primero que pensarás nada más llegar a La Palma es dirigirte a la playa. La isla ofrece espectaculares playas de arena blanca y aguas turquesas, hermosas bahías vírgenes donde tomar el sol rodeado de paisajes naturales, cómodas playas familiares con todo tipo de instalaciones. Sólo queda elegir el que mejor se adapte a sus planes y dejarse llevar por la tranquilidad.

Playa de Nogales

La playa de Nogales ejemplifica lo que ofrece esta hermosa isla: montañas, senderos, lava, océano y paisajes verdes. Situada en la localidad norteña de Puntallana, su arena negra volcánica y sus espectaculares acantilados le han valido una merecida fama a lo largo de los años.

Playa popular tanto para los surfistas como para los que buscan soledad, hermosas vistas y senderos naturales, Nogales no es la playa más familiar, ya que sus aguas no suelen ser tranquilas.

Playa de Los Cancajos

Situada al este de la isla de La Palma, Los Cancajos es una bahía protegida por torrentes de roca volcánica que garantizan aguas tranquilas todo el año y una rica vida marina.

Por estas razones Los Cancajos es perfecto para el buceo, incluso para los inexpertos. Hay aseos, duchas y alquiler de tumbonas y sombrillas, hay buenas conexiones de autobús y el acceso está garantizado para las personas con movilidad reducida. También hay numerosos restaurantes en las inmediaciones donde se pueden degustar deliciosos platos de pescado fresco.

Playa de Charco Verde

Al suroeste de La Palma, Charco Verde se encuentra a sólo dos kilómetros de Puerto Naos. Rodeada de naturaleza, es la mejor playa para llevar a los niños sin renunciar a las ventajas de un entorno rural.

Esta agradable bahía, rodeada de acantilados y plantaciones de plátanos, ofrece un mar tranquilo que permite a toda la familia disfrutar de la vida marina. Además de ser fácilmente accesible, Charco Verde también ofrece aparcamiento.

Qué hacer en La Palma

La Palma es naturaleza: si te gustan las actividades al aire libre, este es tu lugar. Senderismo, paseos, natación, buceo; la isla se presta a todo ello. Tanto si la mira desde lo alto de las montañas como desde las profundidades de sus aguas, La Palma le impresionará por su belleza.

Elija La Palma si le interesa todo esto; otras actividades de ocio tienen un papel menor. Es difícil encontrar una vida nocturna turística con bares y discotecas, y a diferencia de las Islas Canarias más grandes, no hay campos de golf.

Senderismo

La Palma es un paraíso para los senderistas. Para muchos veraneantes, las numerosas posibilidades de hacer senderismo son una de las principales razones para visitar La Palma.

La red de senderos se extiende a lo largo de más de 1.000 kilómetros, y los caminos son de todo tipo: desde paseos cortos hasta intensas caminatas de más de un día. Muchas de las rutas de senderismo son los llamados Caminos Reales, que eran los caminos de los guanches hace siglos.

Las rutas de senderismo en La Palma están señalizadas según la normativa de la UE, mientras que los que prefieran confiar en las caminatas guiadas pueden contactar con uno de los guías turísticos locales que ofrecen muchas rutas de senderismo bien preparadas.

Buceo

Bajo las costas de La Palma, los buceadores descubrirán un mundo sorprendentemente bello. Las aguas son limpias y la visibilidad alcanza los 50 metros. Acantilados rocosos, formaciones de lava con crestas y cuevas y una gran variedad de vida marina ofrecen una oportunidad única de disfrutar de la naturaleza.

En estas aguas se pueden encontrar numerosas especies de peces, y gracias a que las temperaturas no bajan de los 18° en invierno, es posible bucear todo el año. Hay numerosas escuelas que organizan inmersiones con buceadores cualificados, capaces de enamorar a los turistas más inexpertos de estas marías.

Pesca de altura

La zona de pesca que rodea a La Palma rivaliza con las más populares del mundo, hasta el punto de que hoy en día la isla es un popular destino turístico para los amantes de la pesca deportiva.

Además de la clásica pesca de altura de atunes, marlines y tiburones, el mundo submarino de los escarpes, barrancos y bancos de arena ofrece muchas oportunidades para la pesca de muchas otras especies. La mejor época para pescar es el verano, cuando las aguas suelen estar más tranquilas. Una de las zonas más populares es la del Puerto de Tazacorte.

Dónde alojarse en La Palma

En una isla que es un continuo sube y baja, puedes plantearte encontrar un alojamiento rodeado de vegetación. De hecho, además de los hoteles de la costa en los complejos más turísticos, hay muchos alojamientos en el interior, cuyo principal objetivo es crear una sinergia con el entorno.

Así, encontrará muchas «casas rurales», dispuestas a acogerle durante su estancia, pero si busca más comodidad, puede optar por alojarse en uno de los muchos hoteles boutique que ofrecen un servicio superior.

Hoteles recomendados en La Palma

Dormir en El Paso

El Paso está situado en el centro de la isla de La Palma, es el municipio más grande y el único que no está en la costa. La ciudad está rodeada de almendros y otros árboles frutales, y hay muchos yacimientos arqueológicos en las cercanías. La campiña de los alrededores es de gran belleza: si te interesa el senderismo, esta es la base adecuada para ti.

Alojarse en El Paso también le dará la oportunidad de entrar en contacto con las tradiciones y la cultura de La Palma, descubriendo por ejemplo una de sus actividades ancestrales más importantes: la producción de seda.

Dormir en Santa Cruz de La Palma

La capital de la isla de La Palma es conocida por su estilo colonial. Es una ciudad pequeña, que conserva su historia en su interior. Es el lugar ideal para relajarse por la noche con un cóctel en la mano o para degustar las delicias de la isla, ya que Santa Cruz de La Palma ofrece la posibilidad de descubrir todos los platos más representativos de la gastronomía local.

Hay muchos hoteles, apartamentos, pensiones y casas de campo que harán que su estancia sea agradable. Verá cómo la gente de La Palma le recibirá con calidez y alegría y le invitará a participar en una de las muchas fiestas populares que se celebran cada año.

Dormir en Los Llanos de Aridane

Los Llanos de Aridane es un pueblo moderno situado al oeste de La Palma, rodeado de tierras de cultivo. Cuenta con hermosas calas y playas como Puerto Naos y Charco Verde, que son sus principales atractivos turísticos, así como un moderno paseo marítimo con multitud de bares, restaurantes y tiendas.

También merece la pena visitar el casco antiguo, donde se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios. Si busca un lugar para alojarse puramente junto al mar, éste es el lugar que debe elegir: las playas de Los Llanos están bien equipadas y son adecuadas para quienes viajan con niños pequeños.

Cómo llegar a La Palma

La Palma es un destino turístico de nicho, aunque en constante crecimiento: recibe una media de 140.000 turistas al año, la mayoría de los cuales llegan en avión.

No hay vuelos directos a La Palma desde Italia, pero es posible tomar un vuelo con escala. Por ejemplo, puede volar con una aerolínea de bajo coste desde Italia a Madrid y desde allí volar con Iberia a La Palma. Otra posibilidad es volar con Easyjet a Berlín o Londres Gatwick o con Vueling a Barcelona, y desde allí tomar un vuelo con las mismas compañías.

Llegar a La Palma por Tenerife

La ruta por Tenerife es un poco incómoda: los vuelos desde Italia llegan al aeropuerto de Tenerife Sur, mientras que los que van a La Palma salen de Tenerife Norte. Sin embargo, si quiere combinar La Palma con Tenerife, es una buena solución tomar un vuelo directo desde Italia a Tenerife y luego un ferry o catamarán a La Palma (se tarda menos de dos horas).