Alójate en los Paradores, edificios históricos de España

Haz que tus vacaciones en España sean únicas: regálate una noche en un parador y vive la experiencia de dormir en un castillo, un monasterio o una fortaleza.

¿Le apetece dormir en un romántico castillo, un monasterio solitario, una imponente fortaleza o una elegante mansión? En España el sueño está al alcance de todos, basta con reservar una noche en un parador.

Los paradores son las instalaciones turísticas más fascinantes que se pueden encontrar en España: son hoteles de lujo obtenidos de edificios de valor histórico y artístico (incluidos algunos declarados Patrimonio de la Humanidad), situados en posiciones panorámicas con vistas impresionantes o en lugares de especial importancia. Son estructuras de 4 o 5 estrellas que combinan el encanto de los edificios antiguos con el máximo confort, garantizando todos los servicios modernos y un personal de calidad impecable.

La cadena de paradores en España cuenta con casi 100 estructuras para un total de más de 10.000 camas, repartidas por todo el país, incluidas las Islas Canarias y las dos ciudades españolas en territorio marroquí (Ceuta y Melilla). Muchos están situados en zonas rurales, pueblos medievales o dentro de parques naturales, pero también hay paradores junto al mar e incluso en algunas ciudades.

Dormir en una cama con dosel, admirar un pintoresco valle desde lo alto de una torre, tomar el sol en un jardín perfectamente cuidado, jugar al golf con vistas al mar, leer un libro en un sillón de damasco, tomar una copa de vino reconfortado por el fuego de una majestuosa chimenea de piedra: éstas son sólo algunas de las experiencias exclusivas que puede vivir durante su estancia en un parador español.

  • España Central
  • Andalucía
  • Cataluña
  • España Norte
  • Comunidad Valenciana/Murcia
  • Canarias
  • Ceuta y Melilla

Los principales Paradores

España central

Andalucía

Cataluña

Norte de España

Comunidad Valenciana/Murcia

Canarias

Ceuta y Melilla

Mapa de alojamientos

Historia de los Paradores de España

La cadena de hoteles de lujo «Paradores de Turismo de España» fue fundada en 1928 por el rey Alfonso XIII con el objetivo de promover el turismo en España. El momento no fue el mejor, ya que menos de diez años después estallaría una guerra civil que ciertamente no fomentó el turismo, pero a la larga la idea resultó ganadora.

El primer parador inaugurado fue el de Gredos, en la región de Castilla y León, seguido dos años después por los paradores de Oropesa (Castilla-La Mancha) y Úbeda (Andalucía) en 1930. En 1931 fue el turno de Ciudad Rodrigo (Castilla y León) y en 1933 de Mérida (Extremadura).

Los años sesenta fueron un periodo de gran desarrollo para los paradores, gracias en parte a los esfuerzos del entonces Ministro de Turismo Fraga Iribarne.

En los últimos años se ha ampliado el concepto de paradores y se han construido nuevos edificios especialmente para formar parte de la cadena de lujo. Incluso hoy, la cadena sigue siendo una empresa estatal.

Tipos de paradores

Al ser hoteles de lujo con todas las comodidades, los paradores son adecuados para todo tipo de vacaciones, desde escapadas románticas hasta viajes de negocios.

Los paradores más exclusivos suelen ser los que cuentan con un centro de spa y bienestar, ideal para quienes desean unas vacaciones relajantes.

Algunos paradores se dirigen específicamente a las familias, ofreciendo una cama extra gratuita para los niños menores de 12 años, un menú infantil y entradas gratuitas o con descuento para las atracciones familiares.

Un nuevo proyecto es el de Paradores Museo, una red de paradores que ofrece recorridos por el interior del edificio para conocer su historia, características arquitectónicas y curiosidades sobre sus propietarios originales. De momento, seis paradores participan en el proyecto: Oropesa, Cardona, Úbeda, Cangas de Onís, Léon.

Otros paradores particulares son los que han obtenido la certificación de Destino Starlight, una especie de bandera azul para observar el cielo estrellado: si te gusta mirar hacia arriba, estos son los mejores paradores para ti.

Cuánto cuesta dormir en paradores y cómo reservar

¿Cuánto cuesta una noche en un parador? No más que en otros hoteles de lujo, lo que por supuesto no significa que los paradores sean baratos, pero los precios varían mucho de un parador a otro.

Así que no desesperes: no tienes por qué gastar mucho dinero para dormir en un parador. Si buscas bien, con mucha antelación, puedes encontrar un hotel excepcional por el precio de un hotel de categoría media. En cambio, para los más exclusivos o para los periodos de máxima afluencia, resígnese a pagar una factura bastante elevada: sin embargo, con ese dinero se está regalando un sueño, del que seguramente no se arrepentirá.

Los paradores funcionan como hoteles normales, por lo que reservar es muy sencillo. Lo mejor es buscarlos en los sitios de reserva de hoteles, que le permiten conocer en tiempo real los precios y la disponibilidad para las fechas de su interés y le envían inmediatamente una confirmación por escrito de su reserva.