Dónde dormir en España

Una guía para elegir dónde dormir en España, con consejos y enlaces directos para reservar en un momento tu hotel, b&b, apartamento o albergue.

España es un país inmenso, con climas y paisajes muy variados en las distintas regiones, por lo que es un destino turístico adecuado para diferentes tipos de vacaciones, desde una semana de playa hasta unas cortas vacaciones en la ciudad.

Para ayudarle a elegir dónde alojarse en España, hemos creado una guía de los principales centros turísticos españoles, divididos por tipos: las ciudades más bellas y famosas, los centros turísticos costeros y las islas.

También encontrará información específica sobre la encantadora Andalucía, considerada por muchos la región con más encanto de todo el país, y sobre el norte de España, que en los últimos años ha atraído cada vez más turistas gracias a la creciente popularidad del Camino de Santiago.

  • Madrid
  • Barcelona
  • Valencia
  • Bilbao
  • Salamanca
  • Islas Baleares
  • Islas Canarias

Dormir en las ciudades de arte

Hay muchas ciudades interesantes en España que merecen ser incluidas en un itinerario de vacaciones. Una buena solución es alojarse en una de las principales ciudades españolas y desde allí viajar en transporte público o alquilar un coche para realizar fantásticas excursiones de un día, pero también se pueden dedicar las vacaciones completas a visitar una gran ciudad.

He aquí cuatro ciudades imprescindibles en España.

Madrid

Madrid es una metrópolis moderna, emocionante y vibrante. La capital española, que sigue siendo la sede de la monarquía española, es también una ciudad de encanto regio y cuenta con algunos de los museos más prestigiosos de Europa, como el famoso Museo del Prado, que por sí solo atrae a millones de visitantes a la capital cada año.

Su vida nocturna es legendaria, con discotecas abiertas hasta altas horas de la noche, pero junto al Madrid moderno y transgresor existe también el Madrid de las tradiciones, de los pequeños bares de barrio y de las fiestas populares.

El alojamiento en Madrid suele ser más barato que en otras famosas capitales europeas, pero si quiere ahorrar puede reservar su hotel, b&b o apartamento fuera del centro, aprovechando el eficiente transporte público.

Para saber cuáles son las mejores zonas para reservar un hotel en la capital visita la página Dónde alojarse en Madrid.

Barcelona

Barcelona es a España como Milán a Italia: no es la capital, pero tiene todas las credenciales para serlo. Motor económico del país, es una ciudad dinámica y moderna que sigue fuertemente ligada a sus tradiciones.

Su fama turística está ligada al nombre de Antonio Gaudí, a quien se deben extraños edificios hoy famosos en todo el mundo, como las famosas casas y la inacabada Sagrada Familia, aún en construcción, y una legendaria vida nocturna. Además, en comparación con Madrid, ¡también tiene mar!

Barcelona también ofrece una amplia gama de alojamientos, con soluciones para todos los presupuestos. No obstante, recuerde que es un destino muy popular, especialmente en julio y agosto, por lo que debe reservar con mucha antelación para encontrar las mejores ofertas.

Valencia

La tercera ciudad más grande de España es Valencia, cuna de la paella, el plato tradicional español más famoso, y de Santiago Calatrava, brillante arquitecto contemporáneo.

Los edificios innovadores son la seña de identidad de esta soleada y relajada ciudad, mucho más habitable que Madrid y Barcelona, donde también encontrarás interesantes museos, edificios modernistas y un precioso casco antiguo. Otra buena razón para visitar Valencia es su rica tradición gastronómica, que va mucho más allá de la «simple» (por así decirlo) paella.

La oferta de alojamiento en Valencia es muy variada, y se adapta a todos los bolsillos: hoteles muy modernos de cadenas internacionales alojados en altos rascacielos, hoteles de lujo en edificios históricos, hoteles de 3 estrellas con piscina, pensiones tradicionales… La relación calidad/precio es generalmente muy buena.

Bilbao

El nombre de Bilbao, la mayor ciudad del País Vasco, evoca inmediatamente uno de los museos de arte contemporáneo más prestigiosos de Europa, el Museo Guggenheim Bilbao, alojado en un edificio futurista que se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

Todas las atracciones turísticas más famosas están relacionadas con el alma moderna y vanguardista de esta ciudad, pero también merece la pena pasar un rato en el casco antiguo, característico y encantador con sus calles empedradas, mercados, iglesias y tiendas de artesanía.

El carácter moderno de la ciudad se refleja en una amplia oferta de cómodos hoteles y apartamentos urbanos equipados con todos los servicios; todas las cadenas internacionales más importantes están presentes en la ciudad, garantizando un alto nivel de calidad. Si busca algo más característico, busque su hotel o B&B en el casco antiguo.

Salamanca

Más cerca de Portugal que del mar Mediterráneo, Salamanca es una ciudad de rara belleza donde se puede redescubrir el ambiente romántico de la España medieval. También es la ciudad más dinámica de la región de Castilla y León, con una importante universidad y una animada vida nocturna.

Hay una buena noticia para quienes quieran visitar esta maravillosa ciudad: los precios de los hoteles en Salamanca son muy buenos en comparación con otros lugares de España.

Dónde alojarse en Andalucía

Andalucía es, sin duda, una de las regiones más fascinantes de España, y es el destino ideal tanto para un evocador itinerario histórico-cultural como para unas emocionantes vacaciones junto al mar.

La imagen típica de Andalucía es la de una tierra besada por el sol, donde pequeños pueblos de casas blancas brotan aquí y allá entre interminables extensiones de olivos. Repartidas por toda la región, encontrará numerosas casas y villas de vacaciones con piscina, ideales para pasar una semana de relax lejos del bullicio.

Las tres principales ciudades de la región, Sevilla, Córdoba y Granada, son verdaderas joyas, adornadas con ricos testimonios del pasado árabe. Cada una de estas ciudades ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y puede presumir de tener un monumento islámico de gran belleza: el Alcazár de Sevilla, la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada.

La costa está salpicada de estaciones balnearias más o menos famosas. Si busca la legendaria vida nocturna española, diríjase a la Costa del Sol, Marbella o Torremolinos, ciudades costeras con una industria turística bien desarrollada; para paisajes más naturales, mejor la costa oeste, con sus playas para practicar el surf como Tarifa.

Si quiere una mezcla de cultura y mar una buena base para explorar la región es Málaga, ciertamente no es la ciudad más fascinante de Andalucía pero su ubicación central a lo largo de la costa hace que sea fácil moverse para hacer excursiones de un día y con sus playas de la ciudad le permite disfrutar de un tiempo en la playa.

Desde Andalucía puede hacer un desvío hacia Gran Bretaña con una visita a la avanzadilla de Gibraltar o tomar el ferry para una excursión de un día a Ceuta, una ciudad española en territorio marroquí.

Dormir en las estaciones balnearias

Hay más de 8.000 kilómetros de territorio español bañados por el mar, divididos en diferentes tramos costeros, de los cuales los más famosos son la Costa Blanca (al sur de Valencia), la Costa del Sol (en Andalucía), la Costa Brava y la Costa Dorada (la más cercana a Barcelona).

Las costas españolas son muy diferentes entre sí, algunas se caracterizan por largas playas de arena dorada, otras están salpicadas de calas y ensenadas rocosas. De todas ellas, la Costa Brava es quizá la más salvaje, con mayor presencia de turistas nacionales (a excepción de lugares más famosos como LLoret de Mar) y muchos pueblos tradicionales con encanto, como Roses y Cadaqués.

En los centros turísticos más famosos de la Costa del Sol y la Costa Blanca, como Benidorm y Benicassim, acuden turistas de toda Europa, tanto jóvenes como familias, los primeros atraídos por una vida nocturna desenfrenada y los segundos por unas playas seguras y un gran número de servicios.

Para unas vacaciones en la playa sin renunciar a las comodidades y a los atractivos culturales de una ciudad, elija Alicante como base, una hermosa ciudad de la costa sureste de España, muy cerca de famosos centros turísticos costeros.

Dormir en las islas

Canarias o Baleares, ¿qué isla elegir? Aunque ambos son «España» desde el punto de vista político-administrativo, los dos archipiélagos son muy diferentes en cuanto a clima y paisaje.

Islas Baleares

Las Islas Baleares, es decir, las islas de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, están más cerca de Italia y, por tanto, se puede llegar a ellas más rápidamente; se caracterizan por un clima mediterráneo, con inviernos suaves y veranos calurosos.

Mallorca e Ibiza, famosas por sus playas y su vida nocturna, son destinos turísticos muy desarrollados, que ofrecen muchos servicios y una gran cantidad de alojamientos, incluyendo hoteles y casas de vacaciones.

Menorca y Formentera son más tranquilas, ideales para unas vacaciones relajadas en la naturaleza; la oferta de alojamiento es mucho menor que la de las dos islas principales, por lo que conviene reservar con bastante antelación para tener más opciones.

Islas Canarias

Las Islas Canarias incluyen las islas de Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote, La Palma y las pequeñas y poco conocidas Gomera y El Hierro.

Están situadas mucho más al sur que las Baleares, frente a la costa de África, por lo que requieren más horas de vuelo. El clima es subtropical, con poca diferencia de temperatura entre el invierno y el verano; el verano, sin embargo, no es especialmente caluroso (las medias rondan los 26°).

El origen volcánico ha caracterizado fuertemente el paisaje de las islas, cada una con su propia identidad y características peculiares. Las Islas Canarias son perfectas no sólo para unas vacaciones al sol, quizá cuando ya hace frío en Italia, sino también para practicar senderismo, surf y otras actividades al aire libre. Las islas mayores, como Tenerife, también son recomendables para los amantes de la vida nocturna.

En las principales islas encontrará una amplia oferta de alojamiento, que incluye megahoteles con cientos de habitaciones y pueblos de vacaciones con fórmula de todo incluido, resorts y hoteles de lujo, villas y casas de vacaciones, pensiones baratas, albergues. Mucho más difícil es encontrar alojamiento en las islas menores, aún completamente desconocidas para el turismo de masas.

Dormir en el Camino de Santiago

Recorrer el Camino de Santiago es una experiencia extraordinaria que cada vez más personas quieren vivir independientemente de sus creencias religiosas. Sin embargo, es una ruta muy larga, que requiere organización y cierto nivel de preparación física.

Si aún no se siente preparado para hacer el Camino, todavía puede visitar algunos de los lugares más bellos del norte de España con unas vacaciones organizadas por usted. Descubrirá una España más auténtica, con un paisaje a años luz de la imagen estereotipada de España toda vacaciones de sol y playa, pero definitivamente fascinante.

Conviene planificar el itinerario y reservar el alojamiento antes de partir, ya que en algunos pueblos la oferta de hoteles y hostales es limitada. En lugares más turísticos, como Santiago de Compostela, Oviedo y San Sebastián, la oferta es sin duda mayor, pero sigue siendo una buena idea reservar con antelación, especialmente si se viaja en temporada alta.