Explanada de España, el paseo marítimo de Alicante

Repleta de gente a todas las horas del día y de la noche, la Explanada de España es una hermosa avenida en el centro de Alicante, ideal para pasear.

Si quiere entregarse a la pereza y al relax durante sus vacaciones en Alicante, haga como los españoles: pasee por la Explanada de España, un popular punto de encuentro frecuentado por los lugareños a todas horas del día.

Seis millones y medio de baldosas de mármol se utilizaron para construir el mosaico que decora el pavimento de la avenida, con un dibujo ondulado en blanco, rojo y negro que recuerda las olas del mar.

La avenida está flanqueada por cuatro hileras de palmeras en 500 metros de longitud, todo un símbolo del turismo de la ciudad.

Acérquese a este lugar en diferentes momentos del día para disfrutar de diferentes experiencias: la tranquilidad de la mañana, tomando un café mientras escucha el sonido de las olas; la animada tarde, viendo pasar a la gente; la animada noche, tomando una copa mientras admira la puesta de sol, un rato de compras después de cenar o bailando al ritmo de la música.

Cómo llegar a la Explanada de España

Es muy fácil llegar a la Explanada de España porque es una de las calles más importantes de la ciudad, situada en el centro.

Esta larga avenida peatonal discurre paralela al puerto, desde la Puerta del Mar hasta el Parque de Canalejas.

Se puede llegar desde cualquier punto de la ciudad a pie o en tranvía; si se conduce un coche hay que tener cuidado porque es difícil encontrar aparcamiento en esta zona.

Qué hacer en la Explanada de España

La Explanada de España es un poco como Las Ramblas de Alicante: a lo largo de la avenida encontrarás edificios históricos, muchos bares y restaurantes, tiendas y puestos de recuerdos.

La agradable brisa procedente del mar y la sombra de las palmeras hacen que pasear por la Explanada de España sea un placer en todas las estaciones del año, incluso en los días más calurosos del verano.

Mientras pasea por la avenida, deténgase a admirar algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad, como la Casa Carbonell, construida entre 1922 y 1925 por Juan Vidal Ramos, o el Real Casino de Alicante.

Para ir de compras tendrás mucho donde elegir, con multitud de puestos de artesanía local, conocidos entre los lugareños como «los Hippies de la Explanda».

Además, para desayunar, comer, cenar o tomar una copa por la noche, puede elegir entre numerosos bares y restaurantes, casi todos con hermosas terrazas al aire libre.

Los artistas callejeros animan este animado bulevar con sus actuaciones de música, mimo y malabares a todas horas del día. Durante el verano, se celebran a menudo eventos musicales al aire libre.