Plaza Mayor

Originalmente un mercado, hoy es una de las principales atracciones turísticas de Madrid: ¡la elegante Plaza Mayor es una visita obligada!

Entre las plazas de Madrid, un papel destacado lo tiene la Plaza Mayor, en el corazón de los Austrias, el barrio histórico de la ciudad. Paseando por la plaza o por las calles aledañas será imposible no notar la diferencia entre esta zona, la ciudad antigua caracterizada por callejones y calles estrechas, y la conformación del Madrid moderno, donde prevalecen las avenidas anchas y los espacios abiertos.

De estilo barroco y de planta rectangular, la plaza está flanqueada por elegantes edificios, casi todos con tiendas, bares y restaurantes en la planta baja y adornados por una hilera de soportales, y está animada por artistas callejeros y pintores que se retratan in situ o venden sus cuadros.

Durante sus vacaciones en Madrid seguro que pasa por aquí en algún momento. Cierre los ojos e intente imaginar uno de los muchos acontecimientos, alegres y dramáticos, que han tenido lugar aquí a lo largo de los siglos: corridas de toros, fiestas, celebraciones oficiales, juicios de la Inquisición, ejecuciones, representaciones teatrales, conciertos.

Ahora ábrelos de nuevo y ve a descubrir uno de los rincones más característicos de la capital española.

  • Arco de Cuchilleros
  • Casa de la Panadería
  • Escultura de Felipe III
  • Dirección
  • Transporte

Qué ver en la Plaza Mayor

La Plaza Mayor es un hermoso espectáculo en su conjunto, pero hay tres atracciones a las que hay que prestar atención.

Arco de Cuchilleros

De las nueve entradas a la Plaza Mayor, la más famosa es el monumental Arco de Cuchilleros, que se ha convertido en uno de los lugares más emblemáticos de Madrid. El arco está conectado por una escalinata con la Cava de San Miguel, una calle repleta de bares y restaurantes: el pronunciado desnivel entre la plaza y la calle tiene un fuerte impacto visual.

Construido junto con las otras ocho entradas durante la reconstrucción de la plaza por el arquitecto Juan de Villanueva tras el incendio de 1790, el Arco de Cuchilleros recuerda el nombre de los cuchilleros que suministraban herramientas a los carniceros de la Casa de la Carnicería, el almacén general de carnes de la Plaza Mayor.

Casa de la Panadería

Aunque sólo se conservan la base y la planta baja de la estructura original, la Casa de la Panadería es el edificio más famoso de la Plaza Mayor, situado en el lado norte de la plaza.

Construido en 1590 por Diego Sillero, fue utilizado posteriormente como modelo para la construcción de los demás edificios de la plaza. Su aspecto actual es el de un palacio de cuatro plantas, con un pórtico en la planta baja y un ático en la superior, y dos torres de esquina a cada lado del palacio.

De nuevo, el nombre hace referencia a la función original del edificio: «panadería» significa panadería y, de hecho, en el pasado ésta era la principal panadería de la ciudad; aquí se establecía un precio justo para el pan, accesible incluso para las clases más bajas de la sociedad.

Más tarde se convirtió primero en un apartamento real, luego en la sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y finalmente en la Academia de la Historia. Hoy alberga la oficina de turismo de la ciudad de Madrid.

Mientras pasea por la Plaza Mayor, deténgase a admirar la fachada de este simbólico edificio, ricamente decorada con frescos de Carlos Franco, pintados en 1992, que representan figuras mitológicas, como Cibeles, Cupido y Baco, vinculadas a la historia de Madrid. La decoración actual no es la original, ya que la fachada ha sido decorada y reformada varias veces a lo largo de los siglos.

Escultura de Felipe III

En el centro de la plaza se encuentra la estatua ecuestre de Felipe III, conocido como el Piadoso, rey de España de 1598 a 1621. Se considera la obra de arte más valiosa fuera de los muros de un museo: abierta todo el año y a cualquier hora del día, ¡se puede admirar sin tener que pagar una entrada!

Fue diseñado por Giovanni de Bologna y terminado por su aprendiz Pietro Tacca en 1616.

Un poco de historia

En el lugar donde hoy se encuentra la Plaza Mayor estaba la antigua Plaza del Arrabal, sede del mercado más importante de la ciudad. La nueva plaza se construyó a finales del siglo XV, cuando la Corte Real se trasladó a Madrid; el arquitecto Juan Gómez de Mora recibió el encargo de uniformar los edificios de la plaza.

En varias ocasiones la plaza fue asolada por incendios y, en consecuencia, reconstruida y modificada. La obra más importante de la plaza fue realizada por el arquitecto Juan de Villanueva en 1790: se redujeron las fachadas de los edificios en dos alturas, se cerró la plaza en las esquinas y se construyeron nueve arcos de acceso.

Cómo llegar

La Plaza Mayor está situada en una de las zonas más turísticas de Madrid. Se puede llegar con tres líneas de metro (L1, L2, L3), numerosos autobuses y el servicio de tren de cercanías.

Desde la Plaza Mayor se puede ir andando a la Puerta del Sol, al Palacio Real y al popular barrio de La Latina, recomendado para quienes quieran conocer el Madrid de los madrileños donde cada domingo se celebra el concurrido Mercado del Rastro.