Palacio Real

Visita el Palacio Real de Madrid, la mayor residencia real de Europa, para hacer un fascinante recorrido por la historia de la monarquía española.

Si cree que Versalles es el palacio real más grande de Europa, unas vacaciones en Madrid le demostrarán lo contrario: de hecho, el récord lo tiene el Palacio Real de la capital española.

El Palacio Real de Madrid es aún hoy la residencia oficial de los reyes de España, aunque éstos ya no viven aquí, prefiriendo el más tranquilo Palacio de la Zarzuela, en las afueras de la ciudad. En el suntuoso palacio se celebran anualmente las ceremonias oficiales del 6 de enero (Pascua Militar) y del 12 de octubre (Fiesta Nacional de España), audiencias, cenas de gala, firmas de documentos y entrega de premios y honores.

Imprescindible para los turistas que visitan Madrid: de planta cuadrada y con un gran patio central, el palacio es una obra maestra de estilo barroco con influencias neoclásicas, inspirada en los bocetos de Bernini para el Louvre de París.

El palacio ocupa una superficie de 135000 metros cuadrados; sus 3000 habitaciones albergan 215 extravagantes relojes de época, 5 violines Stradivarius, una colección de obras de arte de valor incalculable e innumerables objetos preciosos.

  • Galería de Arte
  • Plaza de Armería
  • Cambio de Guardia
  • Salón del Trono
  • Campo del Moro
  • Otras atracciones
  • Dirección
  • Contacto
  • Transporte

Historia del Palacio

El palacio real no fue siempre el palacio opulento y ornamentado que es hoy. El primer edificio que se levantó en el emplazamiento del actual palacio fue una fortaleza defensiva construida por el emir Mohamed I para defender Toledo del avance de los cristianos, mucho antes de que Madrid se convirtiera en la capital de España.

Utilizada ocasionalmente por los reyes de Castilla, la fortaleza pasó a llamarse Antiguo Alcázar a partir del siglo XIV; fueron los reyes Carlos I y su hijo Felipe quienes la convirtieron en residencia real.

Destruido por un incendio en 1734, fue sustituido por un nuevo palacio encargado por el rey Felipe V, pero fue el monarca ilustrado Carlos III quien dio al palacio el aspecto que vemos hoy, con modificaciones y añadidos realizados por los sucesivos monarcas para adaptarse a las modas y gustos de su época.

Visita al Palacio Real de Madrid

La visita al Palacio Real de Madrid es una experiencia fascinante. Hay 50 habitaciones abiertas al público, una pequeña parte de las más de tres mil que se han construido, que en sí mismas sólo constituyen un tercio del absurdo diseño original.

Créanos, 50 es más que suficiente para comprender la opulencia de esta obra y deleitarse con obras de arte mundialmente conocidas, estucos dorados, espejos ornamentados, terciopelo, brocados y otros signos de riqueza y poder. Puede optar por unirse a una visita guiada o visitar el palacio por su cuenta.

Estas son las atracciones imprescindibles del Palacio Real de Madrid.

Galería de Arte

Muchos turistas eligen visitar el Palacio Real con el único propósito de admirar su galería de pinturas, atraídos por los nombres de Velázquez, Goya, Rubens, El Greco y Caravaggio. Inolvidable es la emoción que se siente ante la Salomé con la cabeza del Bautista de Caravaggio, una obra tan inquietante como fascinante, mientras que hay más de un cuadro de Goya que por sí solo merece el precio de la entrada al palacio.

No son los únicos grandes artistas que se exponen en el palacio: guardiana de los tesoros más significativos del patrimonio artístico español, la galería del Palacio Real cuenta entre sus obras con el retrato de Isabel la Católica de Juan de Flandes y La Virgen con el Niño de Luis Morales.

Plaza de Armería

El punto de partida de la visita al palacio es la Plaza de Armería, un patio porticado donde se celebra la ceremonia del cambio de guardia.

En el extremo sur del patio se encuentra la Farmacia Real, donde se guardan los recipientes de las plantas medicinales, los vasos de cerámica, los frascos y las recetas que se prescribían a la Familia Real.

Sin embargo, la verdadera atracción de la plaza es la Real Armería, que alberga una colección única de armas y armaduras perfectamente restauradas pertenecientes a reyes españoles y otros miembros de la Familia Real desde el siglo XIII.

Cambio de Guardia

Todos los miércoles se puede asistir al cambio de guardia en el Palacio Real de Madrid, pero lamentablemente quedan excluidos los meses de julio, agosto y agosto, los de mayor afluencia turística. También puede cancelarse durante los actos oficiales o en caso de condiciones meteorológicas adversas.

Salón del Trono

No es necesariamente el más bello, pero el Salón del Trono es sin duda el más evocador de todo el palacio: no será difícil imaginar a un rey sentado solemnemente en su trono, símbolo de su poder.

En esta sala, que se ha mantenido tal y como era en la época de Carlos III, se pueden admirar dos tronos: dorados y rojos, los tronos están «defendidos» por cuatro leones dorados; todo alrededor es un derroche de terciopelo rojo, muebles de estilo rococó italiano, enormes espejos y arañas venecianas. El fresco del techo, de Tiepolo, representa una alegoría de la monarquía española.

Campo del Moro

El palacio está rodeado de una extensa zona verde que incluye el Campo del Moro y los Jardines de Sabatini: el primero se remonta a la Edad Media, mientras que los segundos son más bien recientes (datan del siglo XX).

El Campo del Moro rodea el palacio por tres lados y se llama así porque fue utilizado como campamento por los moros durante el asedio musulmán a Madrid.

Otras atracciones

Entre las infinitas maravillas del palacio, nos gustaría destacar un par de ellas especialmente interesantes:

  • Escalera principal, símbolo monumental de poder y elegancia.
  • Salón de los Alabarderos, concebido como salón de baile, fue transformado por Carlos III en el Salón de los Guardias.
  • Saletta Gasparini, comedor decorado con elementos vegetales del artista napolitano Mattia Gasparini.
  • Sala di Porcellana, una sala ricamente decorada reservada a los hombres fumadores. Las mujeres tenían acceso a la Sala Amarilla contigua.

Cómo llegar al Palacio Real

El Palacio Real de Madrid está situado en la zona turística de los Austrias y se puede llegar en las líneas de metro L2, L3 y L10 y en varias líneas de autobús.