Mercado del Rastro

Participa en el ritual dominical de los madrileños: ve de compras al mercado del Rastro, el mercado al aire libre más caótico y fascinante de Madrid.

Una cita ineludible de los domingos en Madrid es el Mercado del Rastro, el mayor mercado al aire libre de la capital española.

Amado por los madrileños, este antiguo mercado, cuya fundación se remonta al siglo XV, ha corrido el riesgo de ser cerrado en varias ocasiones, pero ha resistido e incluso se ha expandido a pesar de las limitaciones impuestas por el ayuntamiento, que ha intentado en varias ocasiones regular el mercado.

Ha crecido de forma desmesurada, de manera totalmente irregular, y hoy en día cuenta con un número indefinido de puestos, probablemente más de mil, en los que realmente se puede comprar de todo.

Si está en Madrid durante el fin de semana, no pierda la oportunidad de sumergirse en el animado ambiente de este gigantesco mercado: piérdase entre la multitud y déjese aturdir por los vivos colores de la mercancía en venta y el parloteo de vendedores y compradores.

Podrá poner a prueba su capacidad de regateo -negociar los precios es una práctica habitual- y terminar el día con unas tapas y una cerveza en un bar típico de la zona.

Trivialidades

El «rastro» que da nombre al mercado es el rastro de sangre que dejan en el suelo los animales sacrificados en los mataderos del barrio que ya no funcionan.

El Mercado del Rastro es mencionado en muchas obras de la literatura española: entre los autores que rindieron homenaje al mercado popular en sus obras podemos recordar a Cervantes, Covarrubias, Armesto y Casto.

Qué comprar en el Mercado del Rastro

El Mercado del Rastro es conocido como el rastro de Madrid, pero hoy la mercancía que se vende ya no se limita a los artículos de segunda mano.

Todavía se pueden encontrar muchos puestos de venta de muebles, ropa, discos y libros usados, así como chucherías diversas y antigüedades valiosas, pero a ellos se han sumado puestos de venta de ropa nueva, accesorios, frutas y verduras, material eléctrico, recuerdos y todo tipo de objetos, útiles e inútiles.

También se da espacio a la artesanía y al arte: toda una calle está dedicada a la venta de cuadros y materiales de pintura.

Ten cuidado

Por desgracia, en Madrid no faltan los carteristas, y los mercados son una excelente oportunidad para que roben sin ser vistos.

Cuando visites el mercado del Rastro, o cualquier otro mercado de Madrid, mantén tu bolso bien cerrado y cerca de ti, habla sólo con los dueños de los puestos y no escuches a la gente que se te acerca con fabulosas ofertas. También hay que tener cuidado con los objetos de valor.

¡Un poco de cuidado y atención es suficiente para no arruinar tus vacaciones!

Dónde está el Mercado del Rastro

El Mercado del Rastro se celebra todos los domingos y festivos de 9 a 15 horas en el popular barrio de La Latina, una de las zonas históricas del centro de Madrid.

El centro neurálgico del mercado es la Plaza de Cascorro, mientras que entre las calles que ocupan los puestos de los vendedores podemos nombrar sin temor a equivocarnos Toledo, Embajadores, Ronda de Toledo, San Cayetano, Fray Ceferino González, Carlos Arniches, Mira el Río, Calle Ribera de Curtidores, Rodas y las plazas del General Vara del Rey y Campillo del Mundo Nuevo.

Sin embargo, es imposible elaborar una lista precisa de las calles afectadas, ya que el Mercado del Rastro ocupa una zona muy amplia, con límites poco claros y en constante evolución.

Cómo llegar

Si quiere viajar en metro, puede bajar en tres paradas diferentes cerca del Mercado del Rastro: Tirso de Molina (L1), Embajadores (L3) y Latina y Puerta de Toledo (L5); también puede llegar en autobús o en tren regional (estación de Embajadores).