La Latina

¿La mejor zona de Madrid para tapear y tomar cerveza? La Latina, un animado barrio obrero que hay que explorar estrictamente a pie para empaparse del ambiente.

El barrio de La Latina está situado en pleno centro de Madrid y, sin embargo, parece estar a años luz de las zonas turísticas y «brillantes» de Austrias, Sol y Gran Vía.

Este popular barrio es una de las zonas más tradicionales de la capital, como se desprende de su conformación urbana compuesta por sinuosas calles medievales y plazas de formas irregulares, tan diferentes de las amplias avenidas de las zonas turísticas.

Es el lugar ideal para los que prefieren tomar una cerveza en una taberna tradicional que un cóctel en un bar de moda, para los que les gusta curiosear en los mercados en lugar de comprar en las boutiques, y para los que caminan durante horas sin preguntarse a dónde ir.

También es una de las mejores zonas para asistir a las fiestas tradicionales de Madrid, como la Verbena de la Paloma y la Fiesta de San Isidro, durante las cuales los verdaderos madrileños se desmelenan con canciones y bailes típicos.

Por si todo esto fuera poco, hay otra buena razón para incluir La Latina entre las zonas imprescindibles de Madrid: aquí se pueden comer las mejores tapas de la ciudad. Prueba el bocadillo de calamares o una ración de paella, acompañada, por supuesto, de una «cerveza».

Quién era La Latina

Como muchos otros barrios céntricos de Madrid, La Latina debe su nombre a una figura histórica: la escritora y humanista Beatriz Galindo, que vivió entre los siglos XV y XVI.

Conocida en la historia como La Latina por su pasión por los clásicos, fue la tutora de los hijos de la reina Isabel la Católica y una de las primeras mujeres del mundo en ocupar el cargo de profesora universitaria.

Además del barrio madrileño, se le dedicó un cráter del planeta Venus.

Qué ver en La Latina

La Latina es uno de esos barrios que se recorren al azar, sin un itinerario ni una lista de atracciones que visitar. Viene aquí a experimentar la vida cotidiana del verdadero Madrid: ármese con un calzado cómodo y disfrute de un paseo por una de las zonas más auténticas de la capital española.

Plazas

El alma del distrito son sus plazas, lugares de encuentro populares para los residentes. La más famosa es la Plaza de la Cebada, con su forma irregular, pero si quieres conocer el barrio en profundidad, busca plazas menos conocidas como la Plaza de La Paja, la Plaza del Humilladero, la Plaza de San Andrés y la Plaza de Puerta Cerrada.

Cambian completamente de aspecto a distintas horas del día: a primera hora de la mañana, casi completamente desiertas, tienen un encanto romántico; poco a poco cobran vida hasta que estallan de gente a partir de la hora del aperitivo.

Mercados

El gran atractivo del barrio es el Mercado del Rastro, el más famoso y concurrido de Madrid. Tiene lugar todos los domingos y festivos: el núcleo original se encuentra en la plaza de Cascorro y calles aledañas, pero con el paso de los años el mercado se ha ampliado enormemente, de forma muy irregular, y es difícil enumerar todas las calles ocupadas por los vendedores.

Nacido como mercado de segunda mano, hoy cuenta con más de 1.000 puestos en los que se pueden comprar tanto artículos de segunda mano como nuevos. El ambiente de este mercado es realmente especial y merece la pena visitarlo.

Otro famoso mercado que se celebra en el barrio de La Latina es el de San Miguel. Se trata de un mercado interior tradicional, el único con estructuras de hierro que aún se conserva. Renovado con gusto moderno, ahora es un paraíso gourmet donde se pueden comprar y degustar productos alimenticios de alta calidad; también es un lugar de conciertos ocasionales.

Parque de las Vistillas

Si el regateo con los vendedores ambulantes le ha agotado, vaya a descansar al Parque de las Vistillas, un oasis de verdor con árboles, fuentes, estatuas, parterres de césped y caminos de granito.

Prácticamente desconocidos para los turistas, estos jardines en dos niveles son muy populares entre los lugareños, y le sugerimos que los visite al atardecer, ya que la puesta de sol vista desde el parque con la Catedral de la Almudena de fondo es particularmente impresionante.

Iglesias

Durante su paseo por La Latina, eche un vistazo a la Real Basílica de San Francisco el Grande, una basílica del siglo XVIII que cuenta con una de las mayores cúpulas de Europa y un interesante museo con una colección de pinturas de los siglos XVII al XIX.

Vida nocturna

La vida nocturna en La Latina no es tan salvaje y escandalosa como en Chueca, ni cuenta con el ambiente alternativo y underground de Malasaña. Recuerda, sin embargo, que estás en Madrid, la ciudad que siempre trasnocha, e incluso un barrio tradicional como La Latina se llena de gente por la noche.

No es la mejor opción si te interesan los bares de moda o los locales de música en directo, pero es el lugar adecuado si quieres disfrutar de una cerveza. Los fines de semana, tendrás que pelearte para pedir una cerveza en el bar.