Qué ver en Madrid

¿Quieres vivir unas vacaciones inolvidables? Toma nota de las cosas que hay que ver en Madrid, hemos creado para ti una lista con las principales atracciones: ¡museos y mucho más!

Lo primero que nos viene a la cabeza cuando nos preguntamos qué ver en Madrid son sus famosos museos: ¿qué otra ciudad puede presumir de tener tres de los más prestigiosos del mundo? Concentrados en una sola calle, llamada acertadamente Paseo del Arte, el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornesmiza son los principales atractivos de Madrid.

Pero la elegante capital de España es una mezcla única de grandeza monumental y extrañeza: los veraneantes en Madrid pueden visitar tanto un suntuoso palacio real como un auténtico templo del antiguo Egipto, comprar en las elegantes tiendas de marca de la Gran Vía o en los coloridos mercados de barrio, pasear por elegantes plazas o admirar un legendario estadio desde las alturas. Entre visita y visita, los parques de Madrid ofrecen un oasis de relajación y descanso.

En una ciudad con tanto que ofrecer, apuesta por lo mejor: aquí tienes las 10 atracciones imprescindibles de Madrid.

Museo del Prado

La reputación turística de Madrid está ligada en gran medida al Museo del Prado, una de las instituciones culturales más prestigiosas del mundo, que por sí sola atrae a más de tres millones de visitantes a la capital española cada año.

Se trata de un gigantesco museo que recorre la historia de la pintura española y europea desde el siglo XIII hasta el XIX, con una colección de valor incalculable que incluye obras de artistas inmortales como Goya, Velázquez, Tiépolo, Tiziano, Durero, Rubens, Rogier Van Der Weyden, El Greco o El Bosco.

Más información sobre el Museo del Prado

Museo Nacional Reina Sofía

Para muchos turistas, decir Museo Nacional Reina Sofía sólo significa una cosa: el Guernica, el famoso cuadro de Pablo Picasso que representa las atrocidades de la Guerra Civil española.

Aunque no cabe duda de que esta brillante y conmovedora obra de arte merece el precio de la entrada, hay muchas otras obras de valor incalculable expuestas en este museo dedicado al arte moderno y contemporáneo.

Podrás admirar obras maestras de Dalí, Miró y Picasso, los tres grandes de la pintura española del siglo XX, así como obras de numerosos e importantes artistas internacionales, y comprender en profundidad la complejidad del arte contemporáneo.

Conoce el Museo Nacional Reina Sofía

Museo Thyssen-Bornemisza

Incluye el Museo Thyssen-Bornemisza en tu lista de museos imprescindibles de Madrid. El menos famoso de los tres grandes museos de Madrid no es menos interesante: alberga una extraordinaria colección reunida con pasión por dos barones alemanes. Una vez que lo haya visitado, se preguntará cómo fue posible reunir semejante patrimonio artístico en sólo dos generaciones.

La colección del museo Thyssen-Bornemisza incluye obras que van desde el siglo XIV hasta el XX y desarrolla movimientos y corrientes que sólo están representados marginalmente en el Museo del Prado y en el Reina Sofía, como el impresionismo, las vanguardias y el arte pop; también hay una sección dedicada a la pintura norteamericana.

Conoce el Museo Thyssen-Bornemisza

Estadio Bernabéu

La atracción turística más visitada de Madrid después de los grandes museos está dedicada a una de las grandes pasiones de los españoles (y de nosotros los italianos): el fútbol. El estadio Santiago Bernabéu, sede del Real Madrid, el multipremiado equipo español, es un templo del deporte: aquí se han disputado partidos históricos, como la final del Mundial 82 ganada por Italia, y han jugado algunos de los mejores futbolistas del panorama internacional.

Reviva las emociones de los grandes desafíos futbolísticos participando en el Tour del Bernabéu: podrá admirar una vista panorámica del estadio, visitar un museo lleno de copas, camisetas y balones, consultar un archivo digital con vídeos históricos e inéditos, pero sobre todo tendrá acceso a zonas normalmente reservadas a los protagonistas, como los vestuarios, el túnel de entrada al campo, el palco de prensa y el balcón presidencial.

Conozca el Estadio Bernabéu

Palacio Real

Dé un toque de clase a sus vacaciones en Madrid visitando el Palacio Real, la mayor residencia real de Europa: con sus tres mil habitaciones es incluso mayor que Versalles.

Puede que sólo pueda visitar «sólo» 50 de ellos, pero será suficiente para que se enamore del esplendor y la opulencia de este palacio histórico, una obra maestra del barroco con influencias neoclásicas.

Sigue siendo oficialmente la residencia de los reyes de España, pero no esperes encontrarlos en casa: de hecho, el Palacio Real sólo se utiliza para las ceremonias oficiales, mientras que los reyes viven en otro palacio fuera del centro.

Conozca el Palacio Real

Gran Vía

Una de las principales calles del centro de Madrid es la famosa Gran Vía, resultado de un proyecto de renovación urbana masiva que requirió la demolición de trescientas casas y la alteración de 50 calles a principios del siglo XX.

Hoy en día, esta larga avenida flanqueada por elegantes edificios, abarrotada a todas horas del día, es famosa por las compras: tiendas históricas como la lujosa Loewe se encuentran junto a las megatiendas de las grandes cadenas internacionales.

El último tramo de la Gran Vía está repleto de teatros, muchos de los cuales representan musicales y se han ganado el apodo del Broadway madrileño; también hay cines históricos y un gran número de restaurantes, bares y discotecas.

Descubre más sobre la Gran Vía

Plazas

Las plazas son el corazón de cualquier gran ciudad, y Madrid no es una excepción. Las plazas del centro son grandes y elegantes, a menudo fruto de las obras de ampliación y remodelación encargadas por los reyes a lo largo de los siglos.

La plaza más grande de Madrid es la Puerta del Sol, que representa simbólicamente el centro de toda España. Es una simple placa en el suelo la que le confiere esta característica simbólica: se trata de la placa que indica el «kilómetro cero», el punto desde el que irradian hacia el exterior las diferentes carreteras nacionales que conducen desde la capital a los más diversos puntos del país.

Una visita obligada para todos los turistas es la magnífica Plaza Mayor, cuyo

aspecto actual se remonta a finales del siglo XVIII. El monumental Arco de Cuchilleros, una de las nueve entradas a la plaza, es uno de los rincones más fotografiados de toda la ciudad: una escalinata conecta la Plaza Mayor con la Cava de San Miguel, y la diferencia de altura entre ambas es de gran impacto visual.

Un lugar especial en el corazón de los madrileños ocupa la Plaza de Cibeles, famosa por ser el lugar donde se reúnen los aficionados de Madrid para celebrar las victorias futbolísticas y otras cosas.

Parque del Retiro

El pulmón verde de Madrid es el Parque del Retiro, que seguramente ya habrás visto en muchas postales y fotos de la ciudad. Definitivamente fotogénico es el lago artificial con el Monumento a Alfonso XII al fondo: si estás en Madrid de vacaciones para dos no puedes dejar de alquilar una barca de remos y pasar un par de horas de total romanticismo.

El parque es realmente enorme y en él se puede pasar un día entero paseando por sus caminos y jardines, visitando las exposiciones de arte instaladas en el Palacio de Cristal y el Palacio de Velázquez, tomando un café en una terraza al aire libre o admirando las estatuas, monumentos y edificios que adornan esta parte de Madrid tan querida por sus ciudadanos.

Más información sobre el Parque del Retiro

Templo de Debod

La atracción más extraña y a la vez más impresionante de Madrid es el Templo de Debob, un auténtico templo egipcio del siglo II a.C. que fue transportado piedra a piedra desde su ubicación original en el Valle del Nilo hasta Madrid como «regalo» del gobierno egipcio.

Situado ahora en el parque del Cuartel de la Montaña y rodeado por un estanque de agua que se asemeja al río, es un espectáculo magnífico que se vuelve aún más emocionante al atardecer o al anochecer, cuando la belleza del templo se ve realzada por las luces y los reflejos en el agua.

Conoce el Templo de Debod

Mercados

De todos los mercados de Madrid, el más famoso y el que más puestos tiene es el del Rastro, que empezó siendo un mercadillo y se ha ampliado enormemente con los años.

Los gourmets no deben perderse el Mercado de San Miguel, un mercado cubierto que se considera un verdadero paraíso gourmet. Desde el caviar hasta las tapas, podrá degustar todo tipo de manjares españoles e internacionales y comprar los mejores alimentos, incluso algunos difíciles de encontrar.

Menos conocido entre los turistas, pero no por ello menos pintoresco, es el Mercado de San Fernando, un mercado cubierto en el animado y multiétnico barrio de Lavapiés, donde se puede encontrar comida, ropa, accesorios y librerías. El puesto más original es el de La Casquería, que vende libros usados… ¡al peso!