Dónde comer en Madrid

Para degustar lo mejor de la cocina española y más, sigue nuestros consejos sobre dónde comer en Madrid: bares de tapas, tabernas, restaurantes de lujo…

¡Una ciudad tan grande como Madrid ciertamente da hambre! Puede calmarse con un rápido tentempié comprado en un quiosco del parque o del mercado, o deleitarse con una suculenta comida en uno de los restaurantes más elegantes de la ciudad.

Hay miles de opciones para comer en Madrid. Una visita obligada en cualquier viaje a España es una ruta de tapas en busca de los mejores bares tradicionales de la ciudad, a la que hay que añadir un tentempié de churros y chocolate caliente… quizá a la vuelta de la discoteca, como hacen los españoles. Al pasear por Madrid se encontrará con históricos bares de tapas y pastelerías que mantienen con orgullo la tradición.

Para sus cenas, alterne noches en restaurantes tradicionales, quizás con un espectáculo de flamenco, y otras en restaurantes más modernos que ofrecen cocina creativa.

Después de días comiendo bocadillos, croquetas, jamón ibérico y gambas a la plancha, puede que te apetezca de nuevo una ensalada: no te preocupes, en Madrid también hay restaurantes vegetarianos y veganos.

Comer en la capital española es una experiencia apasionante: desde los claustrofóbicos bares de tapas de barrio hasta los restaurantes galardonados, aquí tienes tu guía de dónde comer en Madrid, con las direcciones de los mejores bares de tapas, restaurantes, tabernas, mercados, pastelerías y chocolaterías.

Horarios de los restaurantes en Madrid

Los españoles comen y cenan muy tarde en comparación con los estándares italianos: normalmente la comida es a las 14:00 horas y la cena a partir de las 21:00 horas, hasta tarde. No tiene por qué ajustarse a estos horarios, ya que muchos restaurantes, sobre todo en las zonas turísticas, tienen un horario de apertura más amplio.

Evite en lo posible las horas punta, sobre todo si quiere comer en un restaurante tradicional: suelen ser pequeños y estar abarrotados.

Los mejores lugares para comer en Madrid

A los madrileños les gusta salir a beber y comer con los amigos, por lo que está casi garantizado que encontrarás un montón de bares y restaurantes donde quiera que estés. Pero si busca algo especial o quiere asegurarse de no perderse lo mejor de Madrid, ¡siga nuestras recomendaciones!

Gran Vía, Sol, Huertas y Austrias

Como en todas las grandes ciudades, las zonas más turísticas de Madrid están invadidas por cadenas internacionales, comida rápida, restaurantes de menú fijo y trattorias que ofrecen todo tipo de comida: puede que no sean la mejor opción, pero son baratos y no hace falta perder mucho tiempo buscándolos.

Si abandonas las calles principales y echas un vistazo a las menos transitadas por los turistas, puede que encuentres algunas joyas ocultas.

Chueca

Chueca, el barrio gay de Madrid, es famoso como una de las mejores zonas de ocio nocturno por su impresionante cantidad de bares, pubs y discotecas. También es la zona de los restaurantes de moda, que ofrecen platos y cócteles sofisticados, y cenas-espectáculo con drag queens.

La Latina

La Latina es un pintoresco barrio obrero del centro de Madrid, donde se conserva el alma tradicional de la ciudad. Es la mejor zona para los restaurantes tradicionales, pero sobre todo para un tentempié de tapas y cerveza, que puedes disfrutar en uno de los pequeños bares de barrio: suelen estar muy concurridos y probablemente tendrás que pelearte para llegar al mostrador, pero evitarás las trampas para turistas.

Una auténtica tradición madrileña es acercarse al barrio el domingo para comprar en el Mercado del Rastro y luego parar en la zona para «tapear».

Lavapiés

Lavapiés es el barrio multiétnico de Madrid y la mejor zona para la cocina étnica. Sabores y aromas de todo el mundo le esperan en los restaurantes del barrio: indio, marroquí, senegalés, iraní… tiene mucho donde elegir, pero le recomendamos el clásico kebab. Aquí encontrarás los mejores pinchos de Madrid!

Restaurantes típicos y bares de tapas

Es la tradición gastronómica española por excelencia, ahora copiada en todo el mundo porque es una forma barata y divertida de disfrutar de una buena comida con amigos gastando poco dinero. Nos referimos a las tapas, por supuesto: Madrid es la ciudad adecuada para «tapear», ir de bar en bar con bocadillos, cervezas y charlas.

Las tapas son el equivalente a un aperitivo, así que no esperes una gran porción o te decepcionarás. Para hacer como los españoles, pide más de uno y compártelo con tus amigos.

Después de haber investigado a fondo los mejores bares de tapas de Madrid, pruebe un restaurante típico o una taberna. Estos son los mejores lugares para comer cocina tradicional en Madrid:

La Finca de Susana

Calle del Príncipe, 10

Uno de los restaurantes más famosos de Madrid en la zona turística de Huertas, amado por turistas y locales por igual. Amplio y luminoso, es un soplo de aire fresco en comparación con las tabernas más tradicionales, a veces claustrofóbicas. Ofrece una mezcla de platos tradicionales y cocina creativa de carne y pescado, así como muchas opciones vegetarianas. También se ofrece un menú diario a un precio muy razonable.

Museo de Jamón

Seis ubicaciones en las zonas turísticas de la ciudad: Plaza Mayor, Calle Mayor, Paseo del Prado, Carrera San Jerónimo, Avenida de Córdoba, Capitán Háya.

La obra de arte que se exhibe en este «museo» (en realidad bar-macelería) son los magníficos jamones ibéricos que cuelgan del techo, seleccionados entre los mejores de toda España. Puedes parar aquí para tomar un bocadillo o una cerveza o comprar un almuerzo de picnic para disfrutar en uno de los parques de Madrid.

La Campana

Calle Botoneras, 6

Un pequeño local sin pretensiones a pocos pasos de la céntrica Plaza Mayor donde se pueden comer los mejores bocadillos de calamares de la ciudad. Definitivamente no es un lugar elegante, pero sus azulejos rojos y blancos lo hacen divertido.

La Bola

Calle la Bola, 5

No muy lejos de la Ópera se encuentra este restaurante con su reconocible fachada roja; en el interior, la decoración es igual de rica y animada. Abierto desde 1870, este restaurante familiar es uno de los pocos (¿quizá el único?) que sigue elaborando el cocido madrileño según la receta tradicional, cocinado en brasas de encina y servido en tinajas de barro.

Restaurante la Mi Venta

Plaza Marina Española, 7

Otro restaurante familiar, abierto desde 1962, que ofrece tapas y platos tradicionales españoles. Dispone de varias salas y algunas mesas al aire libre.

Restaurantes de lujo

Si está de vacaciones para una ocasión especial, como un aniversario, un cumpleaños o la Nochevieja en Madrid, o si simplemente quiere darse un lujo, elija uno de los muchos restaurantes de primera clase de la ciudad, donde podrá disfrutar de la cocina creativa de los mejores chefs locales e internacionales y ser atendido con una atención VIP.

Estos son algunos de los mejores restaurantes de lujo de Madrid:

La Cabra

Calle Francisco de Rojas, 2

Restaurante del chef Javier Aranda, una de las principales figuras del panorama gastronómico español, famoso por haber obtenido su primera estrella Michelin con sólo 27 años. Además de la zona de restauración, el restaurante incluye una zona de tapas, una biblioteca fuera de horario y una bodega visitable que también se utiliza como zona privada.

Regálese el menú degustación con 7 platos salados, más postres, petit fours y panes artesanales: cuesta 100 euros, pero claro, ¡es un restaurante de lujo!

La terraza del casino

Calle de Alcalá, 17

Si quieres algo único, reserva una mesa en la Terraza del Casino, el restaurante más lujoso de Madrid. Ubicado en un edificio histórico, cuenta con una decoración moderna y vanguardista que refleja la filosofía culinaria del chef Paco Roncero.

Santceloni

Paseo de la Castellana, 57

Recomendado para quienes gustan de los restaurantes con decoración sofisticada, Santceloni es una obra maestra del lujo contemporáneo, suntuoso pero sin excesos barrocos. Ofrece platos tradicionales revisados en clave creativa.

Restaurantes italianos

Algunas personas no pueden prescindir de la pasta y la pizza, incluso en unas vacaciones de pocos días. Si te reconoces en esta descripción, anota las direcciones de los mejores restaurantes italianos de Madrid.

Trattoria Malatesta

Calle Coloreros, 5

Un restaurante que claramente quiere diferenciarse de los «falsos» restaurantes italianos con un mediocre menú turístico y de los restaurantes italianos chic injustificadamente caros. Al cruzar el colorido umbral entrará en un lugar de ambiente cálido, donde podrá degustar auténtica cocina italiana acompañada de buenos vinos.

Pizzeria Amici di Napoli

Calle Modesto Lafuente 61

La auténtica pizza napolitana en Madrid preparada con los mejores ingredientes italianos. También ofrece un asequible menú diario con primer plato, segundo plato, postre y bebida.

Fiaschetteria La Saletta

Mercado de Antón Martín – Calle de Santa Isabel, 5

Este pequeño local, regentado por una joven pareja de la región de Las Marcas, se encuentra dentro de un animado mercado cubierto y se caracteriza por una excelente relación calidad/precio.

Restaurantes y bares vegetarianos

Si eres un vegetariano habitual o necesitas un descanso del jamón ibérico y los nuggets de pollo, los restaurantes y bares vegetarianos de Madrid están aquí para ayudarte.

El Estragón Vegetariano

Plaza de la Paja, 10

El restaurante vegetariano con la carta más variada de Madrid, capaz de conquistar hasta al carnívoro más empedernido. Además del amplio menú, este exitoso restaurante se diferencia del típico restaurante vegetariano por su ambiente cálido, la bonita decoración y la animada música de fondo. Nada de falsos ambientes new age, este restaurante es para todos aquellos, vegetarianos o no, a los que les gusta pasar una velada con amigos disfrutando de la buena comida.

Ecocentro

Calle de Esquillache, 12

El propio nombre lo dice: no es sólo un restaurante, sino un auténtico centro dedicado a la alimentación saludable con una zona de restauración en la que se pueden degustar platos vegetarianos y veganos, una librería especializada y una tienda de productos ecológicos.

Crucina

Calle del Divino Pastor, 30

Uno de los primeros restaurantes crudiveganos de Europa, ofrece platos gourmet elaborados con ingredientes ecológicos estrictamente de temporada y cocinados a una temperatura máxima de 41º para preservar las propiedades nutricionales de los alimentos. No se pierda los deliciosos postres.

Pastelerías

Aunque la cocina española es famosa en el extranjero por sus platos salados, los españoles son muy golosos. Por ello, es imprescindible hacer al menos una parada en una de las mejores pastelerías de Madrid durante tus vacaciones.

La Mallorquina

Fundada en 1894, esta histórica pastelería fue una de las tiendas «sacrificadas» por la construcción de la Gran Vía que tuvo que trasladar su sede. Todavía hoy su pastel más famoso es la ensaimada, típica de la isla de Mallorca (de donde proceden los fundadores de la pastelería), pero toda su repostería, las napolitanas y las trufas son deliciosas.

Antigua Pastelería del Pozo

Horno San Onofre

Mercados

Durante tus vacaciones en Madrid, regálate al menos una comida en uno de los muchos mercados de la ciudad: es una forma divertida y económica de impregnarte del espíritu del verdadero Madrid y sentirte un poco como un nativo.

El Mercado de San Miguel es un paraíso gourmet donde se pueden degustar y comprar delicias italianas e internacionales, algunas de las cuales son difíciles de encontrar en otros lugares. Recientemente renovado, este mercado cubierto es el templo de la gastronomía de calidad, con más de 70 tiendas que ofrecen de todo. Es el lugar perfecto para un almuerzo gourmet barato o un aperitivo original.

Otros mercados interiores interesantes donde se puede comer o comprar productos frescos son:

  • Mercado de San Fernando, en el barrio de Lavapiés. Menos famoso y menos «solicitado» que el mercado de San Miguel, es un lugar muy querido por los lugareños donde se puede vivir un auténtico ambiente de barrio.
  • Mercado de San Antón, un mercado de tres niveles en el barrio de Chueca. En la última planta hay un restaurante con una terraza en la azotea donde se puede disfrutar de una gran vista.
  • Mercado de San Ildefonso, otro mercado de varios niveles en el barrio alternativo de Malasaña. Ambiente neoyorquino y platos típicos ibéricos.