Lleida

Antigua y encantadora ciudad a unos 160 km de Barcelona, Lleida está llena de magníficas iglesias y elegantes palacios al pie de una colina.

Lleida (Lérida en castellano) es una ciudad situada a unos 160 km de Barcelona, con la que está conectada por una línea de ferrocarril, autobuses y una autopista.

Qué ver en Lleida

  • Rambla de Ferran Lugar privilegiado para ferias, circos y cines ambulantes.
  • Disputaciò Baixada de l’Audiència Palacio de finales del siglo XIX, artísticamente importante por sus fachadas.
  • Plaça de Sant Joan Donde se encuentra la iglesia neogótica de Sant Joan, construida sobre los restos de una iglesia medieval cuyas ruinas se pueden ver en el museo de abajo.
  • Estatua de Indíbil i Bandoni en la Avenida de Francesc Macià, réplica del «Primer grito de indipendencia». Los personajes representados son Indortes e Istolaci, dos líderes béticos, héroes muy queridos por los leridanos.
  • Paeria Uno de los edificios románicos civiles más importantes de Cataluña. La visita al sótano y a la prisión anexa de la Santa Inquisición es muy sugerente.
  • Sant Pere Una de las iglesias más bellas de la ciudad, con un notable conjunto de frescos del pintor Serrasanta que representan la Deposición de la Cruz.
  • Monasterio del Roser construido en 1699 utilizando partes de otro monasterio. Con el tiempo también sirvió de prisión, pero hoy alberga la Escuela Municipal de Bellas Artes, la Biblioteca y el Archivo Histórico.
  • Iglesia de Sant Martí construida a finales del siglo XII, que alberga numerosas esculturas de madera y cristal.
  • Suda Roca Subirana Antigua fortaleza que a lo largo del tiempo ha tenido múltiples funciones y ha sufrido graves daños.
  • Seu Vella La antigua catedral, un claro emblema de la ciudad. Se trata de un conjunto monumental de origen románico-gótico que se levanta en un terreno elevado. Construido entre 1203 y 1278, fue utilizado como fortaleza militar desde 1715 hasta 1949, antes de convertirse en el lugar sagrado más importante de la ciudad. En su interior, desnudo y espacioso, alberga numerosas obras de arte. Se caracteriza, en particular, por un campanario de 70 m de altura.
  • Seu Nova La nueva catedral, construida para tomar el relevo como catedral de la ciudad tras la desconsagración de la Seu Vella en el siglo XVIII.
  • Hospital de Santa María Nacido en 1454 de la amalgama de siete hospitales, hoy alberga el Instituto de Estudios Llerdenses.